Marzo 28 2017 00:31 am

Autor Tema: Comenzando con la Cohetería Experimental  (Leído 3298 veces)

0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.

Desconectado Salva

  • Moderator
  • [[Dios del Fuego]]
  • *
  • Mensajes: 1350
  • Popularidad: 131
    • Ver Perfil
Comenzando con la Cohetería Experimental
« en: Enero 20 2012 14:57 pm »
.






La cohetería experimental es una emocionante actividad que requiere fundamentalmente de organización, paciencia y método.

La cohetería experimental se distribuye en cuatro secciones diferenciadas y comprenden; estudio, trabajos de laboratorio, adquisición de materiales y experimentación en campo (pruebas estáticas y lanzamiento de cohetes).

El trabajo de laboratorio se divide a su vez en; taller de química y taller de mecánica. Junto con las restantes secciones, se forma un núcleo de actividades con sus ramificaciones y alcances indirectos sometido todo ello a los protocolos de seguridad.

Lo más difícil de esta afición es llegar a comprender la teoría y gracias a este foro y otros sitios de Internet, es un asunto resuelto. Los propergoles ya están desarrollados, los diseños de reactores ya no son un misterio y cualquier aspecto donde se tenga una duda puede ser resuelto aquí mismo. ¿Realmente necesitas más facilidades?

Para desarrollar esta afición se precisa construir determinados moldes, herramientas y sistemas, lo que requiere tiempo y dedicación. También será necesario contar con un pequeño espacio y un lugar de trabajo.





Se deberá disponer de cajas o cajones para organizar el material, los productos químicos, las herramientas de corte, los moldes, tornillería, componentes y el resto de piezas. Algunas herramientas y utensilios como el taladro eléctrico, soldador de estaño, balanza de precisión, hornillo eléctrico y algunos más, resultan imprescindibles.

Al principio se necesita hacer un determinado desembolso económico adquiriendo productos químicos y otros materiales pero es necesario dejar claro que no se trata de una afición cara, más bien lo contrario. Con el tiempo encontraremos proveedores más económicos o nos organizaremos para comprar el material al por mayor.

Realmente si la cohetería experimental fuera algo sencillo y rápido de lograr, esta afición estaría mucho más difundida y veríamos grupos de aficionados y cohetes volando por todas partes. Es mejor así, de esta forma prevenimos accidentes al no ser una afición masificada.

Es fácil entusiasmarse con construir cohetes espectaculares que desarrollan elevadas velocidades, incluso supersónicas y que alcanzan hasta varios kilómetros de altura. Más fácil es desilusionarse al no conseguir los objetivos en el tiempo previsto y aun peor, ni siquiera llegar a lograr que vuele un sólo cohete por culpa de la precipitación o la impaciencia.

Diseñar y construir cohetes lleva su tiempo y no es raro fracasar en los primeros intentos. Sólo la perseverancia y el entusiasmo aseguran éxitos en la cohetería experimental.

No se puede pretender que un cohete funcione bien en la práctica si previamente no hemos hecho todos los cálculos y simulaciones (SRM, Ezalt, Aerolab, etc).

Al principio de esta introducción se hacía unas recomendaciones que completamos con otras tres más. Entusiasmo, dedicación y perseverancia.

El gasto medio de esta actividad es de unos 3 a 5 euros al mes, lo que sucede es que inicialmente hay que hacer unas compras de materiales que posiblemente nos duren varios años.

Los productos químicos, el tubo de aluminio, las resinas, pegamentos, tornillería y alguna herramienta, es necesario comprarlos por adelantado. No es una excusa decir que no se puede conseguir tubo de aluminio o KNO3 o cualquier otro producto porque existen buscadores como www.google.com que nos facilitan las cosas.


Es muy fácil encontrar todos los productos en Internet, sólo hay que contactar con la empresa adecuada ( O con Ebay). Si buscamos un producto químico contactaremos con proveedores de productos químicos. Si buscamos tubo de aluminio procederemos de manera análoga y haremos el pedido.

Muchas veces será necesario contactar por email para solicitar un presupuesto o la disponibilidad de un producto. Si escribimos con mala redacción y faltas de ortografía y además estamos pidiendo nitrato potasico + azufre + carbón, ya podemos esperar sentados...

Una carta comercial tiene un formato y una manera de redactarse. Existen modelos de cartas comerciales en Internet pero no voy a contarte todos los trucos porque se supone que tienes suficiente interés como para investigarlo por ti mismo.



Es difícil explicar lo que se siente cuando tu cohete despega así...


Si nos acercamos a esta actividad por simple curiosidad es normal que nos parezca un despilfarro comprar una herramienta determinada o una barra de aluminio de varios metros. Lo normal es que si nos gusta patinar, nos compremos unos patines y si queremos ir en bicicleta, adquiramos una bicicleta.

Muchos se quejan del coste de hacer cohetes pero gastan en videojuegos y telefonía móvil una fortuna. Si te gustan los cohetes tienes dos opciones; disfrutar con tus propios cohetes experimentales o conformarte con ver cómo los hacen los demás...

Hace falta una afición casi "visceral" para adentrarse con éxito en los cohetes experimentales. Si no te sientes con estos "síntomas", es preferible dedicarse a otros menesteres para, hablando sin ambages, no perder el tiempo.


Salva

« última modificación: Enero 25 2012 21:19 pm por Salva »

Cohetería experimental.